Parientes en peligro

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los chimpancés están "en peligro de extinción", y ya se encuentran extintos en 4 países africanos: Togo, Benín, Burkina Faso y Gambia. Se estima que a principios del siglo XX, en África había una población de 1 millón de chimpancés. En la actualidad esta cifra ha disminuido drásticamente, estimándose que hay solo entre 150.000 y 250.000 chimpancés en libertad. Los gorilas, bonobos, gibones y orangutanes, entre muchos otros animales, se encuentran también “en peligro de extinción” o “en peligro crítico de extinción”. Si no se toman las medidas necesarias, nuestros parientes más cercanos podrían desaparecer en pocas décadas. Puedes ver un programa interactivo sobre la situación de las diversas especies en diferentes ecosistemas de África y Asia en esta completa web de Apes Portal (Apes Population Ecosystem Surveys, con aportes del Jane Goodall Institute)


Status de los chimpancés según la UICN: "Endangered"   

Amenazas:


Pérdida de hábitat

Los hábitats donde viven los chimpancés, especialmente las selvas tropicales, están desapareciendo a un ritmo alarmante. Una de las principales causas es la deforestación para la obtención de madera, la mayor parte de la cual es exportada a países del norte, como España. El gran crecimiento demográfico de muchos países africanos provoca la tala de zonas boscosas para la extensión de cultivos y zonas de pastoreo. La extracción minera también causa grandes daños a los ecosistemas donde habitan los chimpancés y muchas otras especies animales y vegetales. En Borneo y Sumatra, la deforestación para cultivos de palmera aceitera a gran escala está diezmando las poblaciones de orangutanes a un ritmo vertiginoso.


Caza para consumo de carne

Tradicionalmente en muchos países africanos los animales salvajes han sido consumidos como carne. Pero actualmente, la demanda de “carne de selva” (bushmeat en inglés) se ha incrementado en las zonas urbanas. Los cazadores pueden acceder a zonas antes impenetrables a través de las carreteras abiertas por compañías madereras y mineras, y además poseen modernas armas de fuego (especialmente en las zonas castigadas por conflictos bélicos). Todos estos factores han desembocado en un problema a gran escala que afecta especialmente a las especies amenazadas como los chimpancés y los gorilas. Aunque el tráfico de carne de selva es en la mayoría de los casos ilegal, sigue produciéndose a nivel local y también internacional, existiendo casos de venta de carne de chimpancé y otros animales en restaurantes de capitales europeas y americanas. (ver artículo ). Descubre la labor del IJG en Uganda, rescatando chimpancés de las trampas y empleando ex cazadores para quitar trampas de los bosques. Con los alambres de las trampas recuperadas, las mujeres de las comunidades locales elaboran artesanías que son luego comercializadas por el IJG.


Trampas en Uganda (Vídeo: IJG)

Tráfico ilegal de crías

Cuando los cazadores entran en la selva para cazar chimpancés, su objetivo más fácil son las madres que llevan consigo a sus crías. Ellas huyen cargando con sus bebés, teniendo más dificultad que el resto del grupo. Cuando una madre es abatida, el resto del grupo intentará ayudar a la cría aterrada, dando la posibilidad a los cazadores de matar a otros chimpancés adultos. La cría, muchas veces herida, será transportada hasta una zona habitada y vendida en un mercado local o mantenida en cautividad en pésimas condiciones. Se estima que por cada cría que hay en cautividad, 10 chimpancés han muerto en el proceso.
El tráfico ilegal de crías también se extiende a nivel internacional, siendo muchas de las crías transportadas a países del norte, Oriente medio o Asia para ser utilizadas en la industria del espectáculo, en laboratorios, en zoos y como mascotas.
Descubre aquí lo que el IJG realiza en el Centro de Rehabilitación de Tchimpounga en Congo.

Cría desnutrida rescatada en Tchimpounga    Foto IJG/Fernando Turmo
 

Soluciones / ¿Qué podemos hacer?

- No comprar madera de origen tropical, o buscar madera con certificación FSC de tala sostenible
- Reducir/evitar el consumo de aceite de palma (en bollería, cereales, chocolate, cosméticos, etc) y otros productos forestales (papel) de origen no certificado como sostenible.
- Alargar la vida útil de los productos electrónicos que usamos, evitando comprar marcas que no certifican el origen de minerales como el coltán y casiterita como no provenientes de zonas de conflicto, y reciclando móviles en desuso (Ver campaña
Movilízate por la selva).
- Participar en campañas contra el uso de animales salvajes en la industria del entretenimiento.
- Evitar fomentar el mascotismo de primates y otros animales salvajes, por ejemplo haciéndose fotos con mascotas.
- Evitar la compra de productos directa o indirectamente derivados de la caza de animales salvajes (ver vídeo)
- Ayudar en el rescate y rehabilitación de chimpancés huérfanos a través del programa de apadrinamiento
Chimpamigos.
- Apoyar programas que mejoren las condiciones de vida de las poblaciones humanas que viven cerca de zonas donde habitan chimpancés, ofreciendo nuevas alternativas económicas sostenibles (como los programas desarrollados por el IJGE en
Senegal), acompañadas de planes sanitarios y de planificación familiar, como TACARE.
- Puedes ver más ideas para ayudar a la fauna en peligro en la sección Protección animal