Titular noticias

Nuestro programa educativo 'Roots & Shoots' cumple 28 años


El 19 de febrero de 1991, la Dra. Goodall decidió crear un programa de educación ambiental que ayudase a los jóvenes a organizarse y realizar actividades que contribuyesen a mejorar el entorno. Hoy, 28 años después, miles de grupos de 'Roots & Shoots' ('Raíces & Brotes', en español) reúnen a decenas de miles de jóvenes en más de 80 países, todos esforzándose por la protección del planeta y los seres que la habitan. 


La Dra. Goodall tiene cuatro razones para mantener la esperanza: la increíble capacidad del cerebro humano, su espíritu indómito, la sorprendente capacidad de resiliencia de la naturaleza y el espíritu de determinación de la gente joven. Por ello decidió crear el programa de educación ambiental 'Roots & Shoots' (R&S), que hoy celebra su vigésimo octavo aniversario. Los jóvenes de hoy son el presente y también los líderes del mañana, por lo que no hay nada más importante que garantizar que puedan desarrollar unos valores ecológicos, respetuosos y empáticos con el entorno, trabajando para mejorar el mundo cada día. 

La base de R&S es reunir a jóvenes comprometidos para que realicen proyectos para beneficiar a: la comunidad humana, el resto de especies y el medio ambiente. De este modo, al poder escoger cuál es su objetivo a lograr y cómo realizarlo, estos niños y niñas se sienten realmente motivados y aportan toda su energía para conseguirlo. 



El programa se inició en España en 2007, con unos pocos grupos de jóvenes que buscaban compartir su respeto por el planeta y sus habitantes. Sin embargo, el éxito de sus acciones y el creciente interés ambiental de la juventud ha culminado con la creación de más de 70 grupos de Raíces & Brotes activos o en proceso de oficializarse. De este modo, a medida que R&S crece, se crea una red de colaboración entre grupos que fortalece los proyectos, les da visibilidad, y los jóvenes establecen vínculos de amistad entre ellos, reforzando a su vez sus acciones. Si algún grupo está preocupado por el bienestar de las aves de su entorno, se ponen en contacto con R&S Andalucía, que ya han creado cajas para la nidificación de gorriones, y así aprovechan su experiencia. Si el grupo de R&S Madrid propone una salida al campo para realizar una limpieza en alguna zona natural, invita al equipo de R&S Albacete para unir fuerzas y aumentar el alcance de la actividad, repercutiendo positivamente al entorno. Es decir, la unión hace la fuerza. 



Pese a que cada grupo establece sus objetivos y campos de acción, hay muchas preocupaciones compartidas entre todos los integrantes. Actualmente, la que más moviliza a los jóvenes es la lucha contra la "basuraleza". Por ello, R&S del Cantábrico y Océano Limpio Tenerife han realizado limpiezas en playas, plagadas de residuos arrastrados por la marea tras los temporales. Del mismo modo, R&S Madrid (que recibió el premio al mejor grupo de R&S de España otorgado por la Dra. Goodall) y Ciempobrotes han salido recientemente al campo y han recogido bolsas de basuraleza: plásticos (latas, vasos de litrona, envases de aperitivos...) y vidrio. Raíces y Brotes ha colaborado con Ecovidrio, realizando actividades educativas sobre reciclaje en todo el país, y actualmente cuenta con el inestimable apoyo de LUSH España, que nos permite seguir creciendo y ampliar la red de grupos que trabajan juntos por un mundo mejor.

Por otro lado, hay que destacar que este tipo de actividades tienen un doble objetivo: a corto plazo, se recupera una zona natural; y, a largo plazo, las nuevas generaciones se conciencian de la repercusión de nuestras acciones y consumo en el medio, promoviendo un comportamiento responsable durante su adolescencia y edad adulta. Marisa Mariñán, coordinadora de programas del IJG España y de R&S Madrid, asegura que "los niños y niñas que nos acompañan en las salidas al campo a recoger 'basuraleza' están muy concienciados con el cuidado del medio, recogen los plásticos que encuentran por la calle y nunca tiran nada al suelo". Además, se convierten en ejemplos para sus compañeros/as y familiares, promoviendo una actitud responsable en todo su entorno. 



Otro de los grandes impactos es el social, ya que uno de los objetivos de R&S es beneficiar a la comunidad humana. Gran ejemplo de ello es Soulmates, un grupo que alegra almas uniendo animales que han sido abandonados y viven en protectoras y personas que han pasado por momentos difíciles en sus vidas. Así, tanto los perros como los humanos se reconfortan mutuamente, crean vínculos, mejoran la autoestima y son más felices.

Pero el beneficio del programa de educación ambiental Roots & Shoots no se limita a nuestro país. Muchos de los grupos empezaron a colaborar a través de la campaña "Movilízate por la selva", activa desde 2009, recogiendo móviles en desuso para reciclarlos, reutilizar sus componentes y reducir la extracción de minerales como el coltán. Además, se donan los fondos del reciclaje de móviles a proyectos educativos y de conservación en África. De este modo, países como la República Democrática del Congo, donde hay una auténtica catástrofe ambiental y humana derivada de la minería del coltán, también se ven beneficiados por la actividad de los grupos de R&S en España. 



Charlas en los colegios, actividades en la naturaleza, colaboraciones con entidades, cuidado de animales...el abanico de Raíces & Brotes es inmenso, pero todos los grupos tienen algo en común: son jóvenes, están comprometidos, quieren mejorar el mundo y parte del presente y del futuro está en sus manos. 



Si quieres formar tu propio grupo de Raíces & Brotes o unirte a uno ya existente, visita www.raicesybrotes.org.
Si quieres sumarte a la campaña de reciclaje de móviles "Movilízate por la selva", visita www.movilizateporlaselva.org
 

13/02/2019
.
Últimas noticias